Saltar al contenido principal

Gobierno del Principado de Asturias

Red Ambiental de Asturias English | Asturianu
 

Estás en

Biorresiduos

Compostaje doméstico

Qué es y cómo hacerlo

Compostador

 

La Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados recoge en su artículo 24, entre las medidas que deberán contener los planes y programas de gestión de residuos, las de impulsar el compostaje doméstico y comunitario de los denominados biorresiduos, también definidos en la ley como: residuo biodegradable de jardines y parques, residuos alimenticios y de cocina procedentes de hogares, restaurantes, servicios de restauración colectiva y establecimientos de venta al por menor; así como, residuos comparables procedentes de plantas de procesado de alimentos.


La fabricación de compost en el domicilio a partir de restos vegetales de siega o poda y de restos de alimentos generados en el hogar, es una manera de reducir la generación de residuos urbanos que acaban en el vertedero, obteniendo una enmienda orgánica aprovechable como abono de uso particular.


El compostaje es un proceso sencillo mediante el cual podemos reciclar los residuos orgánicos en nuestros hogares para obtener compost, un abono natural que podemos aplicar a plantas, jardines o huertos. De esta forma devolvemos al suelo los nutrientes y cerramos el ciclo de la materia orgánica de una forma simplificada y sostenible. En la Guía de compostaje doméstico tenemos toda la información necesaria sobre el proceso y cómo llevarlo a cabo.


El compostador


El compostador es un recipiente donde se depositan los residuos orgánicos que van a dar lugar al compost, diseñado de forma que permite la circulación del aire en su interior. Podemos fabricar nosotros mismos el compostador o recurrir a uno de los muchos modelos presentes en el mercado; uno de estos modelos es el vermicompostador, pensado para las viviendas sin zona verde y que no requiere contacto directo con el suelo ya que son lombrices de tierra las que llevan a cabo la descomposición.


Dentro del compostador, la materia orgánica comienza un proceso de descomposición aerobia, en presencia de oxígeno, gracias a la circulación del aire que se introduce por los orificios de la base y asciende por la materia depositada. La descomposición la llevan a cabo los microorganismos presentes en la materia orgánica, por lo que es muy importante mantener una mezcla adecuada de residuos, que proporcione las condiciones necesarias para el desarrollo de estos microorganismos.


Residuos que se pueden utilizar en el compostador


Los residuos domésticos que pueden utilizarse en el compostador son fundamentalmente, procedentes de la casa, los restos de verdura y fruta, pasta y arroz hervido, posos de café y bolsas de infusión, cáscaras de huevo troceadas, frutos secos, etc; y procedentes del jardín los recortes de césped y malas hierbas, hojas, flores, pequeña poda, restos de cosecha de la huerta, etc.


No se deben utilizar en ningún caso el papel y cartón con tinta de color, el serrín de madera tratada o aglomerado, los restos de polvo y limpieza, residuos inorgánicos o no biodegradables, ni los residuos peligrosos.


 

Desde junio de 2009 COGERSA está impulsando una experiencia en los municipios asturianos adheridos a la “Red de Ayuntamientos por el Reciclaje” a través de una Campaña piloto de compostaje doméstico.


Los resultados de esta experiencia piloto sirven a COGERSA para diseñar y desarrollar en el futuro nuevas iniciativas de autocompostaje, destinadas a otros sectores de la población asturiana, que persiguen el aprovechamiento de los residuos  orgánicos y evitar así su eliminación en vertedero.

Información sobre el documento